Empresa instaladora
Canencia Instalaciones INICIO PRODUCTOS EMPRESA CONTACTO BLOG
Actualizado a 21/10/2020
Formas de pago y financiación
CANENCIA INSTALACIONES c/ Puerto de Canencia, 1 local 28038 - Madrid Tfno.: 91 430 51 64 email: info@canenciainstalaciones.es www.canenciainstalaciones.es
Síguenos en
Recuperadores de calor, qué son y para que sirven
Un recuperador de calor es un equipo que permite recuperar parte de la energía del aire  climatizado del interior de una estancia o local, a través del sistema de ventilación mecánica de  dicho aire, mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae  con el del exterior que se introduce, sin que se mezcle el aire de los dos circuitos.
Normalmente se presenta como una caja con unas embocaduras y unos filtros que permiten  realizar dicho intercambio y se colocan en las unidades de ventilación mecánica que incorporan  los ventiladores de impulsión y retorno del aire de la vivienda o del local.
En invierno funciona calentando el aire frío que entra del exterior, mientras que en verano  permite enfriar el aire caliente del exterior, disponiendo además de unos filtros que reducen el  nivel de contaminantes y mejorando considerablemente la calidad de dicho aire.
Como exige la normativa actual, cualquier  vivienda o local comercial requiere un sistema de ventilación para renovar el aire interior  hacia el exterior y simultáneamente coger  aire del exterior, permitiéndose mantener la  calidad del aire interior, de forma que  incorporando este equipo reduciremos el  consumo energético de forma  considerable.
          Empresa instaladora
Canencia Instalaciones INICIO PRODUCTOS EMPRESA CONTACTO BLOG Síguenos en
CANENCIA INSTALACIONES c/ Puerto de Canencia, 1 local 28038 - Madrid Tfno.: 91 430 51 64 email: info@canenciainstalaciones.es www.canenciainstalaciones.es
Formas de pago y financiación
Actualizado a 21/10/2020
Recuperadores de calor, qué son y para que sirven
Un recuperador de calor es un equipo que  permite recuperar parte de la energía del aire  climatizado del interior de una estancia o local,  a través del sistema de ventilación mecánica de  dicho aire, mediante un intercambiador que  pone en contacto el aire interior que se extrae  con el del exterior que se introduce, sin que se  mezcle el aire de los dos circuitos. 
En invierno funciona calentando el aire frío que  entra del exterior, mientras que en verano  permite enfriar el aire caliente del exterior,  disponiendo además de unos filtros que reducen  el nivel de contaminantes y mejorando  considerablemente la calidad de dicho aire. 
Como exige la normativa actual, cualquier  vivienda o local comercial requiere un sistema  de ventilación para renovar el aire interior hacia  el exterior y simultáneamente coger aire del  exterior,  permitiéndose mantener la calidad del  aire interior, de forma que incorporando este  equipo reduciremos el consumo energético de  forma considerable. 
Normalmente se presenta como una caja con  unas embocaduras y unos filtros que permiten  realizar dicho intercambio y se colocan en las  unidades de ventilación mecánica que incorporan  los ventiladores de impulsión y retorno del aire  de la vivienda o del local.